jueves, 24 de julio de 2008

SEXO EN LA ESCUELA


Últimamente las charlas, los dibujos y los juegos entre algunos chicos pasan por el plano de lo sexual.
Los docentes nos preguntamos si esto se debe a que los niños están mucho tiempo solos en sus casas y se encuentran, aunque no lo busquen, con páginas pornográficas en Internet o con programas de televisión de alto contenido sexual.
No digo que todo tiempo pasado fue mejor, pero antes en las novelas no pasaban de un beso, ahora no solo muestran como “se acuestan” los protagonistas, sino que en los besos que se dan parece que se quieren extirpar las amígdalas. Así mismo, a veces, los niños entran a páginas de juegos y se encuentran con publicidades de páginas pornográficas.
Un adulto tiene la chance de elegir que programa quiere ver, quizás un niño se quede mirando, si no tiene un adulto que lo guíe, lo que le llama más la atención y déjenme decirles que a un niño de 10 años ya no le llama la atención jugar a las figuritas.
En la escuela los alumnos hablan con total desparpajo de temas sexuales, utilizan un “léxico adulto” como antes recitaban poesía.

¿Estaría bien que se enseñe Educación Sexual en las escuelas? ¿A partir de qué edad?

Educación sexual en las escuelas de la Ciudad de Buenos Aires

El pasado año, en la Legislatura porteña se enfrentaron dos proyectos de ley sobre el dictado de Educación Sexual como espacio curricular en las escuelas públicas y privadas de la ciudad de Buenos Aires.

Uno de ellos sostiene la obligatoriedad de la enseñanza de esa materia en todos los niveles y la necesidad de la intervención del Estado en la selección de los contenidos; el otro proyecto, apoyado por el Arzobispado de la ciudad de Buenos Aires, deja en manos de cada colegio la decisión de dictar o no la materia –y exclusivamente a partir de 7mo. grado-, sobre la base de que son los padres y la familia el espacio para ese tipo de educación. Ninguno de los proyectos logró el apoyo necesario y el debate se abandonó.

Recientemente, el grupo de legisladores impulsor del primero de los proyectos ha presentado de nuevo la propuesta, con algunas modificaciones que tienden a acercar posiciones: propone fundamentalmente hacer talleres para padres y otros miembros de la comunidad escolar e incluir los contenidos de educación sexual como actitudinales, para que cada escuela tenga más libertad para definirlos y trabajarlos. Lo que este proyecto mantiene es la obligatoriedad para todos los ciclos y la intervención del Estado en la definición de los contenidos.

Con esta nueva presentación, sumada al planteo del tema en otras jurisdicciones como la provincia de Buenos Aires, quedan abiertos no uno sino varios debates, dado que la situación plantea un esquema complejo que va más allá de la enseñanza o no de educación sexual. Se trata también de los límites del Estado en la educación, el umbral entre lo público y lo privado y la necesidad de la intervención escolar y estatal en problemáticas sexuales en las que va la vida o la muerte, como el HIV, la interrupción del embarazo, los embarazos adolescentes, etc.


Blog donde se trata el tema